Páginas vistas en total

viernes, 22 de enero de 2016

La Novena de Carora


Hace un poco mas de 40 años, Juan Martínez Herrera, especie de Quijote que 10 años antes había cambiado el paradigma de una noble población de la provincia venezolana al fundar la primera Casa de la Cultura del país, se paseaba pensativo en medio de un ensayo de la primera orquesta sinfónica infantil de Venezuela, iniciada apenas meses de ese momento. Esperaba a otro emprendedor y soñador empedernido, José Antonio Abreu, que casi en paralelo iniciaba otra cruzada que permitiría a casi un millón de niños y jóvenes el acceso al bello arte de la música y de manera casi imperceptible se le oyó decir: “Esta orquesta algún día tocará la 9na Sinfonía de Beethoven”.

A pesar de lo transitado su deseo no cayó en saco roto, y justo en el devenir de un par de efemérides que signaron su legado, los 50 años de la Casa de la Cultura de Carora y los 40 años de la fundación de la Orquesta Sinfónica Infantil de Carora, en concordancia con otro acontecimiento capital como lo es la celebración de los 40 años del Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, la orquesta de Carora, ahora llamada Orquesta Sinfónica Regional de Juventudes Pedro León Torres, heredera directa de esos pequeños pioneros que hace cuatro décadas conmensuraron un sueño, presentarán la magna obra del “Genio de Bonn”, Ludwig Van Beethoven, la Sinfonía Coral Op. 125, los días 20 y 21 de diciembre en los espacios de un teatro dedicado a otro insigne torrense, Alirio Díaz.
El evento no se trata de un hecho aislado, es más bien la culminación de un inusitado esfuerzo de un grupo de chicos de una ciudad de menos de 80 mil habitantes, que durante todo el año se prepararon para interpretar las obras más importantes de Beethoven, como lo son sus 8 sinfonías anteriores, además de sus oberturas y obras con solistas más conocidas, recibiendo como solistas a connotados virtuosos como lo son David Ascanio, Iván Pérez y Karina Ochoa Alcalá, entre otros.
El regionalismo es un rasgo expreso de la caroreñidad y como tal el esfuerzo del montaje recayó prácticamente todo en las voluntades de caroreños y torrenses, en demostración al mundo del fuerte apego de este agreste lar a las sonoridades más nobles del universo.
Felipe Izcaray, reconocido mundialmente como director de orquestas, caroreño involucrado desde muy joven en las lides acometidas por Juan Martínez Herrera y director titular de la Orquesta de Juventudes Pedro León Torres desde hace 3 años a su regreso de la tierra que le vio nacer, ha sido la piedra angular del proyecto desde su génesis teórica y será el director de la obra.
Le acompañaran cuatro solistas, todos caroreños, encabezados por el destacado barítono, aclamado por la crítica universal, Juan Tomas Martínez, hijo de Juan y también fundador de la referida orquesta Infantil, quien regresa a Carora desde su residencia en la ciudad de Orlando-USA, porque no podría ser de otra manera, por su amplia experiencia en el rol y con la carga emotiva que significa su presencia.
Estarán junto a él tres talentosos jóvenes cantantes torrenses escindidos del Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, ya con muy buena experiencia en foros nacionales e internacionales, a saber: Edimar Adán (soprano), Marelys  González (contralto) y José Gregorio Carmona (tenor).
A recordar el 20 de diciembre a las 6 de la tarde, y 21 a las 7 de la noche, la Orquesta de Juventudes Pedro León Torres, junto al Orfeón Carora, el Coro Sinfónico del Municipio Torres y el Coro de Quebrada Arriba, dirigidos por el maestro Felipe Izcaray, y como solistas Juan Tomás Martínez, Edimar Adán, Marelys González y José Gregorio Carmona, cubrirán su deuda con la historia cuando interpreten en el teatro Alirio Díaz, la 9na Sinfonía (Coral) de Ludwig Van Beethoven.
Luis Pernalete Mendoza

No hay comentarios:

Publicar un comentario