Páginas vistas en total

viernes, 28 de diciembre de 2012

Secuestrada la navidad en Carora


En esta temporada decembrina, cuando cientos de personas se trasladan a sus lugares de orígenes o a visitar familiares y amigos en diversos puntos de la geografía nacional, cuando se supone que todos los venezolanos tienen la oportunidad de pasar ratos agradables en familia, algunos comerciantes se han dado a la tarea de “secuestrar” nuevamente las festividades navideñas, al esconder o vender a precios muy elevados de los productos necesarios para elaborar la tradicional hallaca, el pan de jamón, el pernil y, por supuesto, las cervecitas, dado a la ausencia de una oficina de  Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Indepabis, en la capital del municipio Torres del estado Lara.


Los vendedores ambulantes son los únicos que ofrecen harina de maíz precocida a 15 ó 20 bolívares el paquete de un kilo, producto que le es suministrado por comerciantes asiáticos, pues desde los abastos de los chinos y algunos venezolanos, venden cinco paquetes por personas, y esconden parte de la mercancía para ofrecerla a revendedores, a precios más alto, y les venden tres o cuatro bultos. Situación que también es vista por los caroreños cuando algunos trabajadores inescrupulosos del abasto Bicentenario (antes Cada), sacan mercancía para entregarlas a buhoneros y dueños de restaurantes, al final, el soberano paga los platos rotos. Hay que hacer algo ya para solventar estas irregularidades

El municipio Torres cuenta con dos centrales azucareros, ambos generan cerca del 18 % del azúcar en el país, a pesar de ello, en los supermercados, abastos, bodegas o ventorrillos no se consigue el producto. Similar situación ocurre con la harina de trigo, base para elaborar el pan de jamón, el pernil y el pollo los desaparecieron de las neveras, al igual que las cervezas.

Todo esto ocurre dado a que alguien el Caracas, ordenó el cierre de la oficina de Indepebis en ciudades como Carora, donde la burguesía y sus acólitos hacen de las suyas ante ausencia de las autoridades, por ello “secuestran navidades”, tal como ocurrió en diciembre del 2002, por ello, se hace imperativo abrir nuevamente la oficina de Indepabis para que realicen constantes operativos para frenar las acciones criminales cometidas contra el pueblo y la revolución.

Gilmer Graterol M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario